Un pie en Versailles y otro en un zapato de arras.

Los zapatos de arras del cortejo de una boda son muy importantes. Van delante de tu vestido o justo detrás de la cola. Se llevan también muchas miradas.

Un clásico.

Decidido. Nos casamos este año. Muy bien. Toca preparar todo, el vestido, la ceremonia, las flores, invitaciones, cortejo de arras… ¡cortejo de arras! Mon Dieu! Te pones en contacto con las mamás de los peques y les cuentas cómo es tu idea. A partir de ahí, te olvidas, pero las que se empiezan a preocupar son esas mamás que tienen que coordinarse entre ellas. Tras unos meses de whatsapps y telefonazos varios para hablar sobre el tema, está todo listo menos los zapatos de arras que se dejan para el final ¡no vaya a ser que les crezca el pie y no les sirvan ese día!

Pero conforme se acerca el día, vuelven los whatsapps y las llamadas. Lo que se encuentra para una de las niñas no encaja con lo del pequeño, al bebé ¿que le pongo al bebé que coordine con el resto? y la mayor dice que eso no se lo pone, el de 9 años que pasa de hacer el ridículo, los colores de los zapatos se matan entre ellos, y no digamos con la ropa… Al final bailarinas de ballet para ellas (¿era una boda o una función?) y cualquier mocasín para ellos. ¿Os suena la escena?

No nos gusta mucho el término “zapatos de arras”. Creemos que hay zapatos que se llevan el día de una boda (o de otra ceremonia, como ya os comentamos en el post de las comuniones) y que se usan el resto de la temporada o hasta que se les queden pequeños. Os damos algunas ideas, pero recordad que hay que encargarlos por lo menos un mes antes de la boda.

mereceditas hermanas

blucher hermanos

bodegon charol botella

charol rojo

charol negro

ingles hermanos

bodegon caqui

bodegon arras azul

bodegon boda hola

Así quedan nuestros zapatos en un cortejo nupcial. Los trajes de los peques están confeccionados por Navascués.

boda hola

Foto: revista ¡Hola!

Un clásico renovado.

¿Eres una novia poco convencional y tu boda es marinera, ibicenca, campestre…? ¿No quieres zapatos de arras propiamente dichos? No importa. También personalizamos alpargatas para que los niños y niñas que te acompañan vayan perfectamente calzados con el estilo que has decidido para ese día.

marinera

ibicenca

campestre

Comments

  1. Un pie en Versailles

    Carolina, los zapatos se pueden comprar en la tienda física de calle Zurbano, 52 de Madrid o en esta tienda online. Selecciona el zapato que quieres, escoge número, color y todas las combinaciones que se te ocurran y sigue el proceso de compra. Las alpargatas sólo se pueden comprar, por el momento, en la tienda física. Si tienes alguna pregunta, no dudes en llamarnos al 917020559 o escribirnos a hola@unpieenversailles.com.